sábado, 26 de noviembre de 2011

La ilusión del primer pedido: El bosque encantado

Lola cumplía 10 añitos ayer y su madre confió en mi para que le hiciese unos cupcakes para compartir con sus amigos. Después de la experiencia de Los cupcakes que NO se fueron de boda, me alegra saber que hay personas que realmente valoran tu trabajo y que vale la pena hacer las cosas bien, y con cariño.
Me dijeron que a Lola le gusta el morado, así que cuando buscaba ideas para hacer los cupcakes, me vino a la cabeza la imagen de un bosque encantado, de esos con duendecitos, setas, flores y mil colores, y traté de reflejarla.







Me gusta mucho como quedó la mezcla de colores con las hojas y las flores. ¿A que parece que vayan a aparecer unos duendecitos saltando de un cupcake a otro? jajjaaja!
La receta es la de los Red Velvet del otro día cambiando únicamente el colorante.


Para la cobertura utilicé la misma crema de queso que la de los Red Velvet, ya que suponía que gustaría más a los niños. Las flores y las hojas las hice con fondant, y añadí un poquito de azúcar morado espolvoreado.






Por lo que me han contado, gustaron mucho! Espero que a vosotros también!
Ya somos 82!! Besos!!!!
Gisela.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Unos cupcakes para Miss Cupcake!

Por fin me estreno con los Red Velvet! Sin duda alguna son los cupcakes que más disfruto comiendo. El bizcocho está riquísimo pero es que la crema de queso es perfecta! Todos nos hemos rendido alguna vez al terciopelo rojo!
Tenía muy claro que la receta que iba a seguir iba a ser la del libro la Hummingbird Bakery ya que los últimos que comí fueron los de allí y estaban espectaculares. Pues bueno, no suelo presumir de lo que hago pero es que os juro que esta vez, me han salido para morise!!




RED VELVET CUPCAKES

Ingredientes (para 6-8 cupcakes):
60 gr de mantequilla
150 gr de azúcar
10 gr de cacao en polvo (yo he utilizado nesquik)
150 gr de harina
1 huevo
120 ml de buttermilk (en su defecto = 110 ml de leche + media cucharada de zumo de limón+dejar reposar unos minutos)
20 ml de colorante rojo (el mio es el de Dr. Oetker que es líquido y es el que recomiendan en el libro)
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1/2 cucharadita de vinagre de vino blanco
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 180º
2. Batimos mantequilla y azúcar hasta que quede cremoso
3. Añadimos el huevo y batimos hasta que se haya integrado
4. Mezclamos en un bol la cucharadita de extracto de vainilla, el cacao en polvo y el colorante haciendo una pasta y lo añadimos a lo anterior
5. Mezclamos en otro bol la harina con sal y lo añadimos intercalando con la buttermilk 
6. Mezclamos también en un bol el vinagre blanco con el bicarbonato y lo incorporamos
7. Una vez ya está todo bien integrado, rellenamos nuestras cápsulas para cupcakes no más de 3/4 e introducimos en el horno entre 18 y 20 minutos


CREAM CHEESE
Ingredientes:
300 gr de azúcar glas
130 gr de queso de untar (yo he usado philadelphia)
60 gr de mantequilla

Preparación:
1. Batimos la mantequilla con 3/4 del azúcar glas y reservamos la demás
2. Incorporamos el queso que ha de estar bien frío y seguimos batiendo a velocidad baja para que no se derrita
3.Vertemos el resto del azúcar glas y batimos un poco más

Ha de quedar una crema consistente para después poder manejarla con la manga. Yo la he dejado tres minutos en la nevera para que enfriase un poco.
Para decorar, unas rositas de fondant teñidas de rojo y un poco del bizcocho espolvoreado.




Se los dedico a Miss Cupcake de La Crème de la Crème por su paciencia ayudándome con algunos cambios en mi blog, por la simpatía y alegría con que trata a todo el mundo, por sus maravillosas obras de arte y en definitiva por estar ahí para cualquier cosa que he necesitado  que, teniendo en cuenta que todavía no nos conocemos personalmente (aunque sabes que va a caer una visitita a Madrid tarde o temprano!), es de agradecer y mucho! Gracias!!




Espero que los que no los hayáis probado todavía lo hagáis porque están riquísimos! En mi casa han volado! Os mando un besito muy grande!
Gisela.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El pastel maldito y las varillas asesinas

Mi halloween llegó con unos cuantos días de retraso. En esta semana me he enfrentado a unas varillas asesinas y a un pastel maldito.
Todo comenzó la tarde del domingo cuando me adentré en la cocina para hacerle un pastel a mi madre que llegaba de Ibiza a la mañana siguiente. Impaciente de mí, saqué el bizcocho del molde demasiado rápido y se me rompió todo. Vuelta a empezar. 
El segundo intento parecía que sería el definitivo; tenía todo organizadísimo en boles y había prometido ser más paciente. Aunque desgraciadamente no tengo una kitchen aid, utilizo una batidora de varillas automática que me gusta como deja la masa. 
Pues bien, me puse manos a la obra. Una vez mezclados mantequilla y azúcar, era el turno de añadir el huevo. Inútil de mí, lo rompí en el banco de la cocina y se me cayó una de las cáscaras en el cuenco de la batidora. Aquí entran en acción las varillas asesinas (imaginad la música de la película tiburón!). Las varillas giraban hacia un lado y el cuenco hacia el otro (gira automáticamente), así que era cuestión de segundos que alcanzase la cáscara del huevo, la triturase, y me echase a perder todo el pastel. Yo, cual vigilante de la playa, metí la mano para sacar al pobre e indefenso huevo de allí. Se me quedó la mano izquierda atrapada en las varillas que no paraban de girar y girar! No os podéis imaginar como la tengo y el daño que me hice! Para colmo intenté pararla y, de los nervios, puse velocidad máxima!!!! Heridas, bultos, sangre...y sobretodo, un susto que casi me muero! menos mal que soy diestra...
Y, para el que se pregunte como acabó el huevo...Intacto! se salvó! Evidentemente tiré la masa enterita a la basura.
El tercer y definitivo intento del dichoso pastel maldito:



Es un Victoria Sponge Cake de vainilla chiquitín. La receta la saqué del libro de Peggy Porschen y dividí las cantidades para que la masa me diese para rellenar un molde de 10x10 cm aproximadamente.

Mini Victoria Sponge Cake de Vainilla

Ingredientes:
50 gr de azúcar
50 gr de harina
50 gr de mantequilla
1 huevo
Las semillas de media vaina de vainilla 

Preparación:
1. Batimos la mantequilla y vamos añadiendo el azúcar hasta que la mezcla quede cremosa y haya blanqueado
2. Abrimos la vaina de vainilla con un cuchillo, extraemos el polvo de vainilla y lo incorporamos.
3. Añadimos el huevo que previamente hemos batido ligeramente (si se nos corta un poco añadiremos una cucharadita de harina)
4. Una vez integrado el huevo, añadimos la harina a cucharadas
5. Engrasamos el molde con aceite vegetal y vertemos la masa en él
6. Precalentamos el horno a 180º y pasados unos minutos introducimos el molde y horneamos durante 25 minutos aproximadamente (cada horno es un mundo). Ante la duda, introducimos un palillo y si sale limpio está listo.



La cobertura es glasa teñida de "rojo" (ja, ja, me río yo del rojo de wilton), unas perlitas de azúcar y una rosa blanca de fondant (que fácil lo pinta peggy en el libro y qué frustración que ni se parezcan a las de sus fotos!!).




He de practicar para que la glasa me quede más uniforme sobre el bizcocho! que el pobrecito está un poquito amorfo...



A mi madre le ha gustado tanto que pretendía llevárselo mañana a Ibiza para exhibirlo...al final ha entendido que iba a llegar seco y que era mejor comerlo pronto. La rosa creo que la va a embalsamar o a momificar! jajaja! amor de madre...
Y c'est fini por hoy! que menudo rollete os he soltado con mi terrorífico episodio!
Besos mil!!!!!!
Gisela.


lunes, 7 de noviembre de 2011

París es el rey del amor.

Como decía una de mis pelis favoritas de cuando era niña, París es el rey del amor! Ése fue el destino de mi primer viaje con él.
Rober y yo hicimos dos años juntos el sábado y, ¿qué mejor manera de celebrarlo que con un poquito de dulce? Llevaba días pidiéndome cupcakes con chocolate y yo aplazándolo y aplazándolo hasta que llegara el día.
La temática no podía ser otra que París, y cuando me disponía a preparar los cupcakes, me acordé de unas galletas preciosas que había hecho Isabel, de Aliter Dulcia, de la Torre Eiffel y me animé a intentar hacerlas.






Quería hacer unas cuantas pero casi muero de dolor de espalda haciendo una. No pude seguir más! aunque claro, Torre Eiffel sólo hay una!
La verdad es que tenía su ciencia, y más hacerla con glasa! Para ser la primera que hago el resultado creo que es bastante aceptable.






Como a Rober le gusta mucho el chocolate, quise hacer la glasa con chocolate pero que secase bien y sin que perdiese consistencia.


Glasa para delineado de nesquik
Ingredientes:
1 clara de huevo
125 gr de azúcar glas
125 gr de nesquik


Preparación:
1. Tamizamos el azúcar glas en un bol
2. Tamizamos el nesquik en el mismo bol
3. Mezclamos el azúcar y el nesquik tamizados con una cuchara
4. Batimos ligeramente la clara con las barillas y vamos añadiendo a cucharadas el azúcar glas y el nesquik mezclados hasta que quede una consistencia como la de la pasta de dientes.
5. Introducimos en nuestra manga y ¡listo para delinear!


Todavía no he comprobado si a partir de esta receta (glasa de delineado) podemos añadirle unas gotas de agua para hacer glasa de relleno y que seque bien y esté rica. Lo comprobaré tarde o temprano y os contaré.



Para los cupcakes utilicé unas cápsulas con unos toppers super parisinos que me traje de Harrods cuando estuve en Londres.
El bizcocho era de vainilla de la receta de Magnolia que podéis encontrar aquí y el buttercream era de nesquik, que también podéis encontrar aquí.






Muy chocolateado todo como podéis ver! y a Rober le gustó mucho que es lo importante!


Te quiero gordi!


Aquí os dejo la canción para que no se os olvide que.. París es el rey del amor!!Oh la laaaaaaaaaaa!!



Espero que os guste mucho mucho! gracias por estar ahí! ya somos 70!! 
Un beso muy muy grande! Gisela.

martes, 1 de noviembre de 2011

Sweet London

Hola a todos!
He estado estos días totalmente desaparecida y acabo de ver en mi escritorio la cantidad de cosas chulas que habéis estado haciendo estos días; prometo pasarme hoy a verlo todo, todo y todo!
El motivo de mi desaparición es que me he ido a Londres en un viaje express de tres días para visitar la ciudad y hacer unas compritas, y eso es lo que me gustaría enseñaros hoy.
Mi compañera de viaje ha sido Carmen, que me matará si la presento como la "ex mujer de mi padre" ya que es mucho más que eso, pero para que os situéis creo necesaria la aclaración!
He vivido un montón de años con ella, es una persona muy importante en mi vida y tengo muchísimas cosas que agradecerle como entre otras, este viaje.



De todas las cosas que hice y vi, os voy a enseñar las que supongo que más os interesarán, la parte dulce del viaje!
Mi primera parada (absolutamente obligatoria) fue la tienda de Peggy Porschen. Nos perdimos varias veces entre tanta calle pero cogiendo el metro y bajando en la estación Victoria está muy muy cerquita.
Para mi desgracia, cuando encontramos, la academia que es donde se venden los artículos de repostería de Peggy, estaba cerrada! Cerraban a las cinco y media y llegué a las seis. Creo que me faltó llorar, pero lo solventé comiéndome un cupcake de vainilla y llevándome todos los libros! jajajaja!









No esperaba menos, pero mi cupcake estaba realmente bueno! Y la tienda era absolutamente preciosa, con un ambiente super cálido y unas tartas maravillosas.




Si tenéis la oportunidad de ir a Londres que no se os escape una visita a la tienda para deleitaros tanto la vista como el paladar. Vale la pena perderse un rato entre las calles para finalmente encontrar la tienda!

El sábado fuimos a Notting Hill y sin duda alguna es la parte del viaje que más he disfrutado. Los sábados se hace precisamente el mercadillo en Portobello Road y hay mil antigüedades y cosas curiosas que ver. 


Yo no pude resistirme, y aunque sabía que luego lo pasaría mal intentando cerrar la maleta, me compré un cake stand precioso que ya os enseñaré.



Paseando por el mercadillo me llevé una gran y grata sorpresa: La Hummingbird Bakery! me acordé un montón de Marc, de Ma petite Patisserie, que utiliza muchas de las recetas de esta pastelería con unos resultados estupendos! Lo curioso es que yo no tenía ni idea de que estaba en Portobello y resulta que la original es precisamente la que está allí.




Quise probar el Red Velvet, pero la chica tan simpática que veis en la foto me informó de que no quedaban. 
Me encantó la idea de que vendiesen fuera de la tienda los cupcakes para que los que paseasen por el mercadito se llevasen uno para el camino.
Una hora más tarde volví a por mi Red Velvet (no pensaba irme de allí sin probarlo!) y me llevé los dos libros de la Hummingbird más feliz que feliz!


Estaba buenísimo! Da fe lo llenísima que estaba la tienda!






Y por último otra gran sorpresa: Ladurée en Londres! Iba paseando por Covent Garden y de repente la vi! 
No me dejaron hacer fotos en el interior pero me llevé unos cuantos macarons!

Limón, vainilla, coco, pistacho, manzana verde y pétalos de rosa! El de pétalos de rosa realmente me impresionó porque sabía a rosa totalmente!


Me despido ya mandándole un beso muy grande a Miss cupcake de La Crème de la Crème que estaba en Londres pero al final no pudimos coincidir para vernos! la próxima vez no se nos escapan unos cupcakes londinenses! jajajaj! Y otro besazo gigante para Estefanía de Ilusiones Color Pastel por este premio que tanta ilusión me ha hecho y por sus siempre palabras de cariño! eres un sol!!!!






Y gracias a ti, Carmen, por este viaje que me ha encantado. Te quiero!
Un beso muy grande para todos y voy a ponerme manos a la obra para ver todo lo que habéis estado haciendo! muuuaaaa!!!
Gisela.